plantas
 
 
 

 

 

 

1.1.- POLVOS VEGETALES
Consiste en desecar la planta a temperatura controlada (25-45º C) y, posteriormente, fragmentarla hasta su reducción a polvo. Al pulverizar una planta aumentamos su superficie, de manera que aumentará también la disponibilidad de sus componentes para ser absorbidos y facilitará la cesión de los principios activos. Pero, por contra, al pulverizar la planta dificultamos su conservación debido a que se vuelve más higroscópica. Los polvos vegetales pueden tomarse mezclados con alguna bebida, tanto en frío como en caliente, pero resultan sobretodo muy útiles como paso previo a otro tipo de acondicionamientos (mezclar, encapsular, comprimir, etc). SECADO DE LAS PLANTAS Para secar hojas, tallos y órganos aéreos, se deben cortar con la ayuda de un cuchillo afilado o tijeras de podar, para que la planta no se desgarre. Luego se separan las hojas y flores del tallo principal. En algunos casos, puede que sean los tallos los que interese cortar. Se extiende todo sobre una rejilla de secado y se deja al sol o en un lugar cálido hasta que adquiera una consistencia quebradiza y se desmenuce bien (hay plantas que deberán secarse a la sombra). Si queremos secar raíces, se deben desenterrar con cuidado y lavar para quitar la suciedad, frotando si es necesario con un cepillo de uñas. Se recorta la parte superior de la raíz y las raicillas. Si es una raíz muy ancha, se deben cortar en tiras de unos cinco centímetros de largo, según la raíz. Se extienden las tiras sobre la rejilla y se dejan 10 días en algún lugar cálido, dándoles la vuelta cada día. Se dejan sobre una estufa 10 días más.
DAVID HOFFMAN (THE COMPLETE FAMILY GUIDE TO HOLISTIC HERBAL)
PREPARACIÓN DE PASTILLAS

Poner a remojo 30 g de goma de tragacanto durante 24 horas, removiendo continuamente. Hervir 500 ml de agua y añadirlos al tragacanto. Con una cuchara de madera, batir la mezcla hasta conseguir una consistencia uniforme. Utilizar un filtro de muselina para obetner el mucílago. Formar una pasta con el mucílago y la cantidad adecuada de la planta elegida (polvo seco). Si se desea, añadir azúcar moreno sin refinar. Espolvorear una tabla de amasar y un rodillo con azúcar de alcorza o harina de maíz para evitar que se pegue y amasar hasta conseguir una lámina de 1.25 cm de espesor. Una vez enfriada ligeramente la pasta, cortarla en pastillas del espesor y tamaño que se desee. Dejar secar. Conservar herméticamente.
DAVID HOFFMAN (THE COMPLETE FAMILY GUIDE TO HOLISTIC HERBAL)
1.2.- TISANAS

Consiste en extraer los principios activos de las plantas mediante su disolución en agua. Técnicamente se trata del extracto acuoso de una planta o alguna de sus partes.