1.- GOMAS Y MUCÍLAGOS
Ambas son sustancias químicamente similares, polisacáridos, que en contacto con el agua se hinchan. Tanto las gomas como los mucílagos son masas viscosas que se di tribuyen formando una capa sobre piel y mucosas protegiéndolas de posibles irritaciones, atenuando las inflamaciones e incluso amortiguando sensaciones nerviosas (especialmente las impresiones gustativas y las térmicas, que pueden llegar a producir una irritación). Este tipo de sustancias no se llegan a absorber y, por tanto, todos sus efectos son estrictamente locales. GOMAS: Se trata de polisacáridos que salen fuera del vegetal, normalmente por causa de un traumatismo, y que se solidifican cuando están en contacto con el aire. MUCÍLAGOS: Sustancias de naturaleza compleja y muy parecidas a las gomas. Se encuentran dentro de células o tejidos y no salen al exterior, por lo que se van acumulando espontáneamente en los diferentes órganos (flores, hojas, bulbos, etc).
USOS Y ACCIONES
Acción sedante de la tos cuando está causada por irritaciones de la garganta. También son usadas como emolientes pectorales. Se comportan como laxantes mecánicos. Por su capacidad de hincharse hacen aumentar el bolo fecal facilitando su tránsito, sin llegar en ningún caso a irritar el intestino. Además, según la dosis empleada, pueden actuar también como antidiarreicos tapizando la mucosa intestinal y protegiéndola de posibles irritaciones. En farmacia también se utilizan como excipientes para espesar, enmascarar malos sabores, etc.

2.- HETERÓSIDOS Comúnmente conocidos también como GLUCÓSIDOS. Estas sustancias resultan de la unión de un azúcar y una sustancia no azucarada, llamada AGLICÓN o GENINA. El enlace entre el azúcar y el aglicón puede realizarse a través de un oxígeno (O-HETERÓSIDOS), un azufre (S-HETERÓSIDOS) o un nitrógeno (N-HETERÓSIDOS). En los tres casos hablamos de una unión débil que, por acción de enzimas o bien ácidos débiles, se rompe para dar uno o varios azúcares y el aglicón. Por otro lado, también existen C-HETERÓSIDOS cuyo enlace, entre dos carbonos, es mucho más fuerte y estable. Los heterósidos están presentes en bastantes especies de plantas medicinales. Las moléculas pueden ser muy distintas unas a otras y las acciones, por tanto, también pueden ser muy diversas. A continuación se especifican algunos de los más comunes: SAPONINAS HETERÓSIDOS CARDIOTÓNICOS ANTRAQUINONAS FLAVONOIDES
2. (a).- SAPONINAS
Se trata de O-heterósidos (azúcar y aglicón unidos a través de un oxígeno). Son sustancias capaces de formar espuma persistente con el agua y que logran emulsionar el aceite con el agua. Algunas de las plantas que contienen saponinas no son del todo inofensivas, pues pueden llegar a irritar el tubo digestivo. Además, debido a su acción hemolítica, también se revelan muy tóxicas si se inyectan directamente al torrente circulatorio.
USOS Y ACCIONES
Mucolíticos y expectorantes, pues aclara el mucus denso facilitando su expulsión y consigue que el nuevo mucus que se forme fluya fácilmente. Además, su acción irritativa produce un aumento de la secreción de todas las glándulas, lo cual también se refleja en los bron- quios. Poseen propiedades diuréticas y depurativas, muy útiles en caso de edemas.
2.(b).- HETERÓSIDOS CARDIOTÓNICOS Al igual que las saponinas, se trata de O-heterósidos. Todos ellos están dotados de una gran actividad biológica, principalmente sobre el corazón y los vasos sanguíneos. La posible toxicidad de este tipo de heterósidos dependerá de diferentes factores como pueden ser su absorción, acumulación (fijación sobre el miocardio), eliminación, etc.
USOS Y ACCIONES
Su acción principal consiste en una disminución progresiva de la fase de diástole cardíaca, aumentando la fase de sístole, lo cual podría llegar a provocar una parada cardíaca en el momento de máxima contración. Pero la acción de los heterósidos cardiotónicos sobre el corazón no es tan simple como eso, pues afecta también a la fuerza de contracción (inotropismo), a la formación del estímulo (batmotropismo), a su conducción (dromotropismo) e incluso a la frecuencia cardíaca (cronotropismo), por lo que pueden ser utilizados como cardiotónicos en alteraciones cardíacas diversas.
2.(c).- ANTRAQUINONAS
Incluye O-heterósidos y C-heterósidos. La acción más específica de este grupo de sustancias es su capacidad de estimular la musculatura lisa intestinal, produciendo peristaltismo. Paralelamente, también inhiben la reabsorción de agua a través del intestino grueso, lo cual llega a ocasionar una mayor dilución del contenido intestinal. En conjunto produce un claro efecto laxante que no se manifiesta al instante, sino después de unas 6 ó 7 horas.
USOS Y ACCIONES
Las plantas que contienen antraquinonas se comportan como laxantes o purgantes según la dosis y, por tanto, tienen una acción especí fica contra el estreñimiento. Se recomienda mantener el tratamiento durante unos días para educar de nuevo al intestino (proceso muy difícil en casos de estreñimiento crónico). Este tipo de laxantes están contraindicados en casos de embarazo, menstruación y hemorroides. En determinadas ocasiones se han descrito dolores abdominales.
2.(d).- FLAVONOIDES
Mayoritariamente son O-heterósidos, aunque en este grupo tam- bién podemos encontrar C-heterósidos. Se trata de pigmentos amarillos ampliamente repartidos en el reino vegetal. Estos principios activos, y por tanto también las plantas que los contienen, tienen una acción protectora en las paredes de los capilares (aumentan su resistencia y disminuyen su permeabilidad). Por otro lado también demuestran un elevado poder diurético.
USOS Y ACCIONES
Las plantas ricas en flavonoides acostumbran a ser útiles en cual- quier tipo de problema venoso.

3.- TANINOS
Pasamos ahora a describir una gama de sustancias, de naturaleza polifenólica, dotadas de la propiedad de transformar las pieles (que con el tiempo llegan a pudrirse) en cueros (imputrescibles y poco permeables). Son sustancias que se encuentran ampliamente repartidas en todo el reino vegetal (excepto en Algas, Hongos y Líquenes) y que son especialmente abundantes en órganos subterráneos y plantas leñosas. La acción que mejor los define es la astringente, pues los taninos se combinan con las proteínas de la piel y de la mucosa formando compuestos insolubles. Eliminan por tanto la base de cultivo a las bacterias que intenten colonizar la piel y las mucosas, evitando así la putrefacción. También se considera que pueden reducir la circulación local por vasoconstricción y disminuir la permeabilidad vascular. Un posible efecto secundario es la hepatotoxicidad que puede llegar a producirse con dosis elevadas de taninos . Además interaccionan con los alcaloides que, en presencia de taninos, precipitan.
USOS Y ACCIONES
Antidiarreico, debido a sus propiedades astringentes a nivel intestinal Su acción astringente también ocasiona una disminución de las secreciones mucosas. Antihemorrágico local (también debido a su actividad astringente, que ayuda a que la sangre coagule, y a la vasoconstricción que produce).
4.- ALCALOIDES
Sustancias normalmente producidas por los vegetales con un nitrógeno en su molécula que les proporciona propiedades básicas. Los alcaloides fueron los primeros principios activos que se lograron aislar de las plantas. Se trata de sustancias biológicamente muy activas ya en pequeñas dosis, así pues si no se controla su posología pueden producir toxicidad. Los alcaloides han sido utilizados desde siempre, aunque en la antigüedad solamente con fines mágico-religiosos pues existen alcaloides que pueden llegar a producir alucinaciones, alteraciones de la percepción orgánica, etc. No en vano algunos de los más potentes estupefacientes deben su actividad a los alcaloides. Existe una gran variedad de estructuras químicas dentro de los alcaloides y ello es la causa de la gran cantidad de acciones farmacológicas diferentes que pueden ejercer. Son muchos y muy variados los ejemplos: MORFINA (procedente del OPIO). Usada en tratamientos sintomáticos del dolor, para disminuir el peristaltismo intestinal así como las secreciones bronquiales y además como calmante de la tos. COCAÍNA (procedente de la hoja de COCA). Es un excitante del sistema nervioso y un tónico que ayuda a soportar grandes fatigas. También se ha utilizado como un excelente anestésico local por su acción específica sobre los nervios periféricos. TEOBROMINA (procedente del CACAO). CAFEÍNA (procedente del CAFÉ y del TÉ). Ambos aceleran el ritmo cardíaco, disminuyen la fatiga y aumen- tan la diuresis. ATROPINA (procedente de la BELLADONA). Posee una acción antiespasmódica y además disminuye la secre- ción sudoral. También es un alcaloide la PILOCARPINA (procedente del JABORANDI) que aumenta el peristaltismo intestinal (acción contraria a la MORFINA) y produce hipersecreción sudoral (a diferen- cia de la ATROPINA). ERGOTAMINA (procedente del CORNEZUELO DEL CENTENO). Actualmente usado como antimigrañoso. RESERPINA (procedente de la RAUWOLFIA). Posee una acción claramente hipotensora. COLCHICINA (procedente del CÓLCHICO). Antitérmico y antidoloroso muy utilizado en casos de gota

5.- ACEITES ESENCIALES
Este grupo engloba sustancias todas ellas aromáticas, olorosas y volátiles. Se trata de mezclas de moléculas muy diversas, normalmente derivadas del terpeno, pero que también pueden contener alcoholes, fenoles, aldehídos, cetonas, ésteres e incluso nitrógeno y azufre. Son sustancias que están muy repartidas en el reino vegetal, que se pueden encontrar en gran cantidad de especies y en cualquier parte del tejido vegetal. Normalmente se depositan en células especiales, vías o pelos oleaginosos. Es muy difícil encontrar una planta que carezca del todo de aceites esenciales, pero es igualmente difícil encontrar en una planta una cantidad relativamente elevada de esencia. Muchas esencias han demostrado ser irritantes sobre las mucosas, a veces incluso vesicantes.
USOS Y ACCIONES Principalmente se comportan como estomacales y digestivos, sobretodo tomados en infusión. Actúan como tonificantes sobre el estómago, el intestino y el hígado. Rubefacientes. Antisépticos bucales. Antisépticos genito-urinarios. Existen esencias que, además de eliminarse por los pulmones, en su mayor parte lo hacen a través de los riñones, lo que ayuda en el tratamiento de las infecciones de las vías urinarias. Por sus propiedades antiespasmódicas están indicados contra la tos, contra el asma y la bronquitis. Se trata de sustancias con propiedades expectorantes, balsámicas y antisépticas.

6.- PRODUCTOS RESINOSOS
Las RESINAS son sustancias sólidas y quebradizas, pero que con el calor se ablandan. No tienen una estructura química definida y muy frecuentemente las resinas se encuentran mezcladas con otras sustancias formando: GOMORRESINAS (resina + goma, en un vehículo acuoso). OLEORRESINAS (resina disuelta en un aceite esencial). BÁLSAMOS (oleorresina con un importante contenido en ácido benzoico y cinámico). LACTORRESINAS o LÁTEX (emulsiones de aspecto lechoso forma- das por una resina y una disolución acuosa de sales, azúcares, etc). El látex se recoge a través de incisiones que se practican en la planta. Podemos diferenciar dos tipos de resinas. En primer lugar las lla- madas resinas FISIOLÓGICAS que son aquellas que la planta produce normalmente y acumula en pelos, raíces, conductos secretores, etc. En segundo lugar, tenemos las resinas PATOLÓGICAS, exudadas artificialmente a causa de traumatismos ocasionados en la planta. La secreción fisiológica de resinas es mucho menor que la patológica, debido a que una incisión o traumatismo produce una estimulación del sistema secretor existente o incluso la formación de un nuevo tejido secretor (llamado sistema secretor secundario).
USOS Y ACCIONES
Debido a su intensa acción irritante local, se comporta como un purgante. También han sido ampliamente usados como expectorantes.

7.- PRINCIPIOS AMARGOS
Son productos de estructura química diversa, pero que todos ellos tienen en común su sabor amargo. Su indicación más frecuente es para abrir el apetito, debido a que estimulan la secreción salivar y gástrica, así como la motilidad del estómago. USOS Y ACCIONES
Inapetencia. Malas digestiones, pues es un tónico digestivo, ya que estimula la motilidad gástrica, así como las secreciones salivar y gástrica. Debilidad, convalecencia y estados de agotamiento nervioso.